Cobarde y mentiroso

Lucanamarca y la responsabilidad de Abimael Guzmán

Un breve comentario a 32 años de la masacre realizada por Sendero Luminoso

Publicado: 2015-04-03

Hace unos meses tuve la oportunidad de debatir con Alfredo Crespo, dirigente del MOVADEF y abogado de Abimael Guzmán, en el programa conducido por Sigrid Bazán en Radio Exitosa.

En dicha oportunidad, para desesperación de Crespo, me dirigí a Abimael Guzmán como lo que es, un criminal, que junto a Alberto Fujimori, deben compartir el destino de morir en prisión por su responsabilidad en el baño de sangre que vivió nuestro país a inicios de los 90´s.

Mencioné que un ejemplo de esta responsabilidad era la matanza de Lucanamarca, ante lo cual Crespo respondió que "Abimael Guzmán no tenía responsabilidad directa". No se pudo dar buen curso a esa discrepancia en ese momento.

A 32 años de la masacre, es importante recordar que efectivamente Abimael Guzmán reivindico este crimen como un acto de la Dirección Central de Sendero Luminoso, en la entrevista que diera a El Diario en 1989:

"Frente al uso de mesnadas y la acción militar reaccionaria respondimos contundentemente con una acción: Lucanamarca, ni ellos ni nosotros la olvidamos, claro, porque ahí vieron una respuesta que no se imaginaron, ahí fueron aniquilados más de 80, eso es lo real; y lo decimos, ahí hubo exceso, como se analizara en el año 83, pero toda cosa en la vida tiene dos aspectos: nuestro problema era un golpe contundente para sofrenarlos, para hacerles comprender que la cosa no era tan fácil; en algunas ocasiones, como en ésa, fue la propia Dirección Central la que planificó la acción y dispuso las cosas, así ha sido. Ahí lo principal es que les dimos un golpe contundente y los sofrenamos y entendieron que estaban con otro tipo de combatientes del pueblo, que no éramos los que ellos antes habían combatido, eso es lo que entendieron; el exceso es el aspecto negativo."

Si Lucanamarca fue una "respuesta" planificada y dispuesta por la Dirección Central de Sendero Luminoso, estamos hablando de que fue responsabilidad directa de Abimael Guzmán. En SL no existía una dirección colectiva, el Comité Central no era más que una mera formalidad para darle relativa institucionalidad al aparato criminal mesiánico que respondía al interés y humor del autodenominado "Presidente Gonzalo".

Nuevamente el senderismo y su frente, el MOVADEF coinciden con el fujimorismo en señalar como "excesos" los crímenes cometidos en el conflicto interno. Lucanamarca fue una "respuesta" que destruyó toda una comunidad.

No hay nada más lejano a un proyecto de transformación social y democracia popular que el senderismo. Su existencia le ha hecho mucho daño a la izquierda peruana, desde los asesinatos de líderes sociales y políticos hasta ser funcional a la derecha cada vez que un conflicto social estalla. El MOVADEF es una pequeña organización que representa la continuidad de este discurso de odio que reivindica acciones como Lucanamarca

Hoy, rendimos homenaje a las víctimas de esta barbarie ratificando nuestro rechazo a toda forma de impunidad y amnistía.


Escrito por

Arturo Ayala Del Río

Politólogo UNMSM. Ex- 1er Secretario de la Juventud Comunista del Perú - Patria Roja.


Publicado en

Blog de Arturo Ayala Del Río

Para reflexionar y debatir.