Cobarde y mentiroso

Raúl y los 5 héroes anti terroristas cubanos

Dos discursos y el triunfo de Cuba

Reflexiones sobre las negociaciones Cuba - Estados Unidos.

Publicado: 2014-12-18

Estamos viviendo un momento histórico, que marcará el futuro de Nuestra América y la lucha de sus pueblos por el socialismo. A partir de la intermediación internacional, que incluye al Papa Francisco, y las negociaciones diplomáticas del más alto nivel, como la mencionada conversación entre Barack Obama y Raúl Castro, se abre una puerta gigante, y al mismo tiempo un gran reto, para el futuro de la Revolución Cubana. Estados Unidos ha reconocido el fracaso de su política de aislamiento contra Cuba tras más de 50 años . 

Entre los hechos más resaltantes de este inicial proceso de negociación se encuentra el regreso triunfal y digno de los tres restantes héroes anti terroristas cubanos que estaban aún presos en Estados Unidos. Dos de ellos ya habían conseguido regresar a su patria hace poco. Estos 5 agentes de inteligencia se infiltraron en las agrupaciones terroristas de Miami que planificaban ataques contra Cuba y su población. El terrorismo contra Cuba ha sido silenciado por los grandes medios de comunicación pero ha costado la vida de cientos de personas en atentados como el del Vuelo 455 de Cubana de Aviación, donde hicieron estallar un avión provocando la muerte de 73 personas, entre ellos, el equipo de esgrima juvenil de Cuba. Este tipo de atentados fueron realizados con la complicidad del gobierno de Estados Unidos, que ahora pretende “corregir” su política de colaboración con el terrorismo anti-cubano sin hacerse responsable de la sangre que ha derramado en su intento fallido por derrotar a la Revolución.

Realizadas al mismo tiempo, las alocuciones de Raúl Castro y Barack Obama, se han dirigido al mundo anunciando el inicio de este largo proceso de conversaciones e intercambio. Este ya es un triunfo para Cuba, puede intervenir como nación soberana en una negociación frente al imperio que ha llevado destrucción a otros países, condenándolos a la miseria y al terror. Tras haber sobrevivido al bloqueo y al boicot en lo económico, y al aislamiento en la OEA y otros espacios de la comunidad internacional en lo político, la diplomacia cubana pasó a la ofensiva y desde hace varios años viene obteniendo grandes logros como se refleja en las votaciones en la ONU sobre la condena al bloqueo a Cuba. En palabras del propio Obama:

En determinados momentos, esta política de larga data de los EE. UU. en relación con Cuba provocó un aislamiento regional e internacional de nuestro país, restringió nuestra capacidad para influenciar el curso de los acontecimientos en el hemisferio occidental… su efecto ha sido prácticamente nulo: en la actualidad Cuba está gobernada por los hermanos Castro y el partido comunista, igual que en 1961".

"No podemos seguir haciendo lo mismo y esperar obtener un resultado diferente. Intentar empujar a Cuba al abismo no beneficia a Estados Unidos ni al pueblo cubano… Con ese mismo espíritu, no debemos permitir que las sanciones de EE. UU. impongan una carga aún mayor a los ciudadanos cubanos a los que estamos intentando ayudar".

La soberbia del imperialismo no puede disimular su fracaso. Este inicial diálogo ha causado la resistencia de los sectores más conservadores, en especial los de Miami. Por otro lado renunció Rajiv Shah, jefe de USAID, vinculado a las operaciones de desestabilización e infiltración que pretenden generar violencia interna en Cuba.

A 90 millas de distancia, Raúl Castro anunció el retorno de los 5 agentes anti terroristas cubanos, prometido por Fidel hace algunos años, y reafirmo la lucha soberana de la Revolución Cubana, reiterando que esto no significa algún tipo de retroceso en la construcción del socialismo en la isla:

“El heroico pueblo cubano ha demostrado, frente a grandes peligros, agresiones, adversidades y sacrificios, que es y será fiel a nuestros ideales de independencia y justicia social. Estrechamente unidos en estos 56 años de Revolución, hemos guardado profunda lealtad a los que cayeron defendiendo esos principios desde el inicio de nuestras guerras de independencia en 1868.”

“Al reconocer que tenemos profundas diferencias, fundamentalmente en materia de soberanía nacional, democracia, derechos humanos y política exterior, reafirmo nuestra voluntad de dialogar sobre todos esos temas.”

El discurso de Raúl es el de una victoria, pero no cae en triunfalismos:

“Esto no quiere decir que lo principal se haya resuelto. El bloqueo económico, comercial y financiero que provoca enormes daños humanos y económicos a nuestro país debe cesar.”

Cuba entregó, de manera unilateral, a Alan Gross, agente de los intereses norteamericanos, a las autoridades de ese país. Además de los logros diplomáticos en la ONU, Cuba ha demostrado el carácter universal de su lucha contra el Ébola, enviando a decenas de médicos a África. Su apuesta incansable por la paz, como en el caso de las conversaciones entre las FARC y el gobierno colombiano, es una muestra más de su importancia global. Esta es Cuba, que ha logrado este primer paso solamente con las armas que le da la solidaridad internacional, la diplomacia y un pueblo convencido de su revolución, que aguanto el hambre y el bloqueo provocado por la potencia que hoy reconoce su derrota.

La prensa internacional pretende ahora enfrentar este diálogo con la posición de los gobiernos progresistas de América Latina. No hay nada más erróneo. La izquierda latinoamericana siempre ha respaldado la lucha por el fin del bloqueo a Cuba y el regreso de los 5 héroes cubanos a su país. Esta situación no afecta la unidad antiimperialista de Nuestra América.

Al imperialismo no hay que darle la más mínima ventaja, decía el Ché. Este escenario es un avance aunque falten los pasos concretos para levantar el bloqueo económico. El fin del bloqueo económico será también una señal del fin del dominio norteamericano a nivel mundial y constituirá una situación parecida lo que significó la caída del Muro de Berlín para el campo socialista.

Este proceso también será usado para la agresión de la derecha internacional, primero como oposición a este acercamiento y luego aprovechándolo para la infiltración y un combate más abierto contra la Revolución Cubana. Estamos seguros que los más de 50 años de revolución se impondrán y Cuba construirá con mayor facilidad el socialismo de prosperidad que Nuestra América espera.

¡Viva Cuba!


Escrito por

Arturo Ayala Del Río

Politólogo UNMSM. Ex- 1er Secretario de la Juventud Comunista del Perú - Patria Roja.


Publicado en

Blog de Arturo Ayala Del Río

Para reflexionar y debatir.