Cobarde y mentiroso

La unidad, ayer y hoy, es un proceso largo y doloroso

Respuesta a David Roca y Pedro Francke

A propósito de "La izquierda cansada" y "Abajo los dogmas"

Publicado: 2014-02-12


Hace unos días, dos interesantes artículos sobre la izquierda y el futuro del Frente Amplio han sido publicados. Por un lado “La izquierda cansada” de David Roca y por el otro, “Abajo los dogmas” de Pedro Francke, ambos militantes de Tierra y Libertad. 

En los artículos mencionados, no se encuentra ni una palabra contra la derecha, ni sobre qué hacer por fortalecer la unidad entre los partidos que forman parte del FA. Coinciden en un certero ataque a un tipo de izquierda, la “dogmática”, aquella de las “viejas ideas” como menciona el Sr. Francke o a las “viejas izquierdas, sin base social ni presencia territorial”, a decir del Sr. Roca. Olvidan, claramente, quién es el enemigo principal.

En el artículo del Sr. Roca podemos encontrar que la soberbia rebalsa:

“…de pronto, encuentran nueva tabla de salvación en la generosidad de una nueva organización, Tierra y Libertad…que con discurso renovado, fuerte acento de ecologismo social, bandera verde al viento, logró registro electoral”

A la izquierda no la va a “salvar” una inscripción electoral, la izquierda, como la entendemos, va más allá de los procesos electorales. Por otro lado, si la unidad es un favor, gracias a la “generosidad” de TyL, estamos mal. La unidad es un principio y, además, un reconocimiento de que sin caminar juntos, esto puede ir aún más abajo. En este caso, antes de “generosidad”, la unidad es incluso una necesidad para conservar la inscripción de TyL, la cual, según han manifestado, entregará al Frente Amplio.

Francke quiere “poner definitivamente en el tacho las ideas viejas que hablaban de la dictadura del proletariado”. Tendría que ponernos a varios en el “tacho”, incluso al buen Carlos Tovar “Carlín”, que hace unos pocos años escribió un interesante artículo “La dictadura del proletariado es la más amplia democracia” el cual, aparentemente, Francke no leyó.

Finalmente los dos “libertarios” apuntan a la renovación. Creo que soy un par de décadas, por lo menos, menor que ambos y tengo un concepto diferente de lo que entienden ellos por renovación, pero sí coincido con el Sr. Francke en que debemos “predicar con el ejemplo”. Es así que en la ceremonia inaugural del Encuentro Nacional del FA nuestro partido decidió que Luis Gárate, joven regidor de la MML, nos represente. Es así también que, cuando se instaló la comisión de Táctica Electoral, algunos reclamamos que tanto Pedro Francke, Julio Castro y Nicolás Lynch, dejen la moderación de dicha comisión para que representantes de regiones, mujeres y jóvenes, la asuman. Los mencionados se negaron. ¿Ese es el ejemplo de la renovación?

Ahora, cabe resaltar que para nosotros la renovación no es sólo generacional. La edad no define la renovación ni mucho menor la superioridad, es decir, el joven no es “superior” por ser joven. Los jóvenes de Patria Roja, nos reconocemos como continuidad y ruptura; continuidad del sacrificio de esa mal llamada “vieja izquierda” que ha sabido resistir a los embates de Sendero Luminoso y la dictadura de Fujimori, la desaparición de muchas otras organizaciones de izquierda, el acomodo de otros tantos militantes de su generación. Esa izquierda a la cual algunos atacan constantemente como discurso para diferenciarse, pero a la que se rinde homenaje cuando se recuerdan glorias pasadas o compañeros que nos dejan. Ahora, yo le pregunto al Sr. Roca, ¿Qué hubiera hecho su partido? No lo sabemos. Tal vez hubieran corrido la suerte de decenas de partidos de izquierda que cambiaron su nombre, sus símbolos y su orientación; o tal vez no. Nosotros nos sentimos orgullosos de nuestra historia, con los errores y aciertos que eso signifique.

Y sí, también somos ruptura. Rompemos y nos cuestionamos constantemente el sectarismo, dogmatismo, hegemonismo, y muchos otros males de la izquierda que debemos superar los partidos, pero eso sí, no son exclusividad de ningún partido, como podemos apreciar. Otra vez pregunto al Sr. Roca y al Sr. Francke, ¿No creen que de tanto acusar de sectarios a esa vieja izquierda, han caído en ese mismo error? ¿No es acaso que con el afán “purista”, se alejan cada vez más de la realidad y necesidad de la gente?

La derecha, esa que reprime, criminaliza y mata, esa que deja que nuestras hermanas y hermanos mueran de frío y hambre, no puede tener ningún tipo de ventaja. Entendamos la unidad como una construcción permanente. No he querido extender más esta respuesta, podría hablar de los liderazgos del partido en el cual milito, del avance de su juventud, de los espacios que ahora abordamos, pero esto no es una competencia. No olvidemos al Amauta: “Las masas reclaman la unidad. Las masas quieren fe. Y, por eso, su alma rechaza la voz corrosiva, disolvente y pesimista de los que niegan y de los que dudan, y busca la voz optimista, cordial, juvenil y fecunda de los afirman y de los que creen.”

Arturo Ayala Del Río

Politólogo

1er Secretario de la Juventud Comunista del Perú – Patria Roja


Escrito por

Arturo Ayala Del Río

Politólogo UNMSM. Ex- 1er Secretario de la Juventud Comunista del Perú - Patria Roja.


Publicado en

Blog de Arturo Ayala Del Río

Para reflexionar y debatir.